Interesante articulo en Heraldo de Aragón

Es imprescindible que las familias reaccionemos, la concienciación social fundamental, nos jugamos el futuro, por eso Prioridad00 es ya  imprescindible,

Casi un 30% de los aragoneses menores de 14 años ha tenido contacto con alguna sustancia prohibida para su edad, como alcohol, cannabis, tabaco o anfetaminas, un porcentaje que se incrementa con la edad y que llega al 60% entre los jóvenes de 17 años.
Así lo ha señalado este viernes el director general de Salud Pública del Gobierno de Aragón, Francisco Sancho, quien ha mostrado su preocupación, además de por la drogodependencia entre los jóvenes, por el aumento del consumo de alcohol entre la población adulta debido a la crisis económica.
Sancho ha adelantado estos datos, con motivo de la celebración de unas jornadas sobre drogas y adicciones, donde ha dicho que la drogodependencia entre la juventud es además un problema porque la percepción de riesgo que tienen es mínima.
“Fumarse un canuto, tomarse una pastilla o emborracharse de vez en cuando, no les supone ningún problema porque no perciben el riesgo de que posteriormente van a tener problemas y les van a crear una adicción”, ha agregado.
Asimismo, ha informado que desde el Gobierno de Aragón y desde la Consejería de Sanidad tienen la obligación de informar sobre esos problemas, a los que posteriormente tendrán que poner solución los centros asistenciales, y ha señalado que suele ser la familia la que primera se da cuenta de ello.
Sobre admisión a tratamientos y urgencias hospitalarias por drogodependencias, ha dicho que desde 2003, cuando hubo 800 casos, hasta 2010, con 1.600 constatados, se ha incrementado el doble, aunque lo ha achacado al mejor funcionamiento de los sistemas de aviso, sin que por ello disminuya la preocupación.
Por otra parte, Sancho se ha referido a la crisis económica para decir que ha agravado estos problemas, sobre todo en la población adulta que se queda sin trabajo, que tiene problemas familiares, siendo el alcohol la sustancia fundamental.
El médico psiquiatra Alfredo Gurrea, delegado en Aragón de Socidrogalcohol y organizador de la jornadas, se ha referido al tratamiento de la polimorbilidad, es decir, cuando una persona con una conducta adictiva presenta otra patología importante relacionada directamente con la adicción y, además, un trastorno depresivo, reactivo, derivado de la situación.
En su opinión, a estos pacientes se les debería asegurar un tratamiento adecuado, es decir el mejor posible, ya que para las patologías duales son mejores los tratamientos integrados, por los mismos profesionales en la misma unidad, ya que así son más efectivos, menos costosos y presentan una mejor evolución.
Gurrea ha afirmado que además debe ser científico, aplicando las últimas innovaciones, y digno porque, ha dicho, “se debe eliminar absolutamente esa sensación de estigma que presentan los pacientes con adicciones y tratarlos como a otro paciente cualquiera”.
Ha explicado que la conducta adictiva es una patología que se debe abordar y “no es un vicio que se elimine mediante la recriminación”.
La estigmatización social, ha agregado Gurrea, deriva de los graves problemas sociales generados en los años setenta con la heroína, pero los pacientes han variado y, aunque todavía existen algunos de ese tipo, en la actualidad hay muchos perfiles de drogodependientes.
Por ejemplo, hay desde jóvenes universitarios con problemas con el cannabis hasta personas con vida social y laboral normalizada adicción al alcohol, “uno de los grandes problemas actualmente”.
Sobre el consumo de cannabis por los jóvenes, ha reconocido que siempre ha existido una visión muy minimizadora, pensando que al ser una planta era una ingesta natural.
Aunque ahora la tendencia se está invirtiendo y en las últimas encuestas se esta mostrando una mayor percepción del riesgo de este consumo, debido principalmente a que el que se vende en la actualidad tiene mayor pureza, al ser tratado genéticamente, y genera muchos más problemas de salud.
Entre estos problemas, ha citado cuadros de ansiedad y depresivos, además de que en determinadas personas se favorece que la psicosis o la esquizofrenia aparezcan más pronto.
A esta jornada científica, dedicada a la investigación actual sobre adicciones y las consecuencias para la salud, psiquiátricas y legales, han asistido 238 personas y se han presentado 18 comunicaciones.